No hicimos plagio ni estamos demandados

Publicado 2010-03-08

No hicimos plagio ni estamos demandados

En pleno precarnaval, cuando apenas el tema El celular se posicionaba en las emisoras como el futuro éxito de las fiestas, EL HERALDO publicó una nota en la que contaba de dónde había surgido el disco que tenía bailando a toda Barranquilla.

En ese momento, sus intérpretes: Jorge De Ávila (El temible Zaa) y Jair Torres (El Yao), explicaron que hace dos años cantaban en un grupo llamado Second Base, en el que interpretaban tropipop, y el cual estaba pegado en Bogotá, y en Brasil, especialmente en la ciudad de Tabatinga. En uno de esos viajes al país carioca, Zaa recopiló una extensa colección de fogó, y se la trajo para Colombia.

Pasado un año, los dos cartageneros se separaron de la agrupación bogotana, y regresaron a La Heroica, en donde comenzaron a explorar en la champeta.

Un día cualquiera, mientras escuchaban la música que habían traído, a Yao le pareció que podrían hacer una nueva versión del tema Comendo Água e Quem Quer Beber. Fue así como decidieron componer una nueva letra, y fusionar los ritmos brasileros con los ritmos africanos locales, para convertirla en champeta.

“No hay ningún plagio, porque siempre hemos dicho que la canción es un tema brasilero, y no nos hemos robado el crédito. La letra es inventada sobre la melodía, la cual fue modificada. Ese tema ha sido interpretado por diferentes grupos cariocas, no somos los únicos”, asegura Zaa, puntualizando que cuando se lanzaron al ruedo con la canción nunca se imaginaron que el tema tendría tanto éxito.

Cuenta que al principio, el disco le pertenecía sólo a un picó en Cartagena, pero gustó tanto, que en las fiesta del 11 de noviembre de 2009, el tema se popularizó y se regó como pólvora por toda la ciudad, tanto que en diciembre ya sonaba en Barranquilla.

“Nunca pensamos en estrenarnos con esa canción. Nosotros tenemos muchos discos inéditos”, comenta Yao.

Al preguntárseles si ya habían recibido alguna notificación o demanda por el disco, Zaa y Yao respondieron tajantemente que en ningún momento han sido demandados. “Nosotros ya hablamos con el mánager del grupo, y lo que estamos esperando es lograr un acuerdo con una disquera nacional, que nos apoye para pagarles derechos de autor”.

Mientras hay todo este alboroto por el posible plagio de la canción extranjera, cabe recordar que hace cuatro años, la cantante inglesa Lily Allen copió la base musical del porro Cógeme la caña en el tema LDN y eso no ha trascendido mucho.

A la espera de que todo se aclare, los cartageneros podrán seguir tocando El celular —ver recuadro—, y además comenzar a disfrutar del nuevo disco que tienen pegado en las emisoras, Ponte eléctrico.

PLAGIOS FAMOSOS. Pero esta no sería la primera vez que una canción sea acusada de plagio. La lista es larga. Algunos de los ejemplos más sonados son el del grupo Maná, con el tema Labios compartidos, que decían que era idéntica a Wonderwall, de Oasis, o el caso de Shakira con Hips don’t Lie, que fue acusada por Jerry Rivera de tomar un fragmento de trompetas de su canción Amores como el nuestro.

NO ESTÁN DEMANDADOS

Juan Carlos Guerra, director de Sayco seccional Atlántico fue contactado por EL HERALDO y dijo que hasta que no haya un concepto del creador de la verdadera música, la entidad la seguirá planillando como la están ejecutando en vivo, es decir como champeta. “No hay un requerimiento legal del creador, por lo tanto, ellos la pueden seguir tocando. Sayco tiene unas asociaciones a niveles internacionales y ninguna se ha pronunciado al respecto. La entidad no ha estudiado esto, en parte porque sólo hasta la semana pasada fue que salió el tema del plagio en la prensa, y nosotros no tenemos ninguna solicitud internacional”.

Rating de Articulo
4
0
5
Califique este Articulo:
 


 
 

Faltan Para que se acabe el 2012
Copyright © 1990-2012 Barranquillaestereo.com. All rights reserved. Logo and name are trademarked & copyrighted